Compromís y CHA advierten del peligro de la especulación energética en las comarcas más despobladas de Castellón y Teruel

Denuncian la creación de una «burbuja energética» vinculada a los macro-huertos de eólicos y solares proyectados en las zonas de interior

Portavoces institucionales de Compromís y la Chunta Aragonesista (CHA) se han reunido este martes en la capital de la Plana para plantear una estrategia conjunta en materia de política territorial y energética en la Comunidad Valenciana y en Aragón que tenga en cuenta la necesidad de proteger las comarcas vecinas de Castelló y Teruel de la «burbuja energética» vinculada a los macro-huertos de eólicos y solares proyectados a las zonas más despobladas del interior.

La cumbre acogida por el portavoz valencianista a la Diputación de Castelló y diputado provincial de Sostenibilidad, Ignasi Garcia, ha contado con la presencia del portavoz de Compromís en el Senado, Carles Mulet, con la directora general de Política Territorial y Paisaje y la secretaria autonómica de Política Territorial, Urbanismo y Paisaje en la Generalitat Valenciana, Rosa Pardo e Imma Orozco, así como con el secretario territorial de CHA y director general de Ordenación del Territorio del Gobierno de Aragón, José Manuel Salvador.

Salvador ha destacado que «Compromís y Chunta compartimos la preocupación respecto al impacto territorial que suponen las dimensiones de las instalaciones proyectadas en el Maestrazgo y vinculadas a la MAT, que atraviesa las comarcas de Castelló hasta la costa». A pesar de que el representante aragonesista comparte las preocupaciones de los ayuntamientos de la zona respecto a la generación de empleo, defiende que «hay que consensuar cuál es el modelo de renovables que resulta más compatible con la protección del patrimonio natural de la zona y con las actividades de turismo rural que se han consolidado los últimos años».

Garcia, por su parte, insiste en plantear una propuesta alternativa a la generación masiva de energía eléctrica para su transporte en líneas MAT. «La transición hacia un nuevo modelo energético sostenible, eficiente y con cero emisiones de CO₂ se consigue mediante el impulso institucional a la creación de comunidades energéticas en red, tal como lo estamos haciendo con el Plan de Transición Energética de la Diputación». «Esta es nuestra alternativa frente a la especulación y la destrucción del territorio», ha planteado, «la cual favorece la creación de pymes y micropymes que trabajan en la creación y distribución de energía en proximidad y que generan ocupación real en nuestras comarcas de interior».

.-

Comentarios