sábado, 4 de julio de 2020

Arañuel hace un llamamiento para controlar la población de cabras y ciervos


ALTO MIJARES | El crecimiento de estas cabañas genera riesgos en la CV-20 y provoca graves daños entre los agricultores y ganaderos por los daños generados en cultivos e infraestructuras
La población de cabras montesas y ciervos en el Alto Mijares está provocando graves daños en cultivos y ganaderías como consecuencia del incremento descontrolado de ambas cabañas. "Es urgente que el Consell actúe para controlar una situación que es una amenaza para los pueblos que viven de las cosechas y el ganado y que están en riesgo de despoblación".

Es el llamamiento que hace el alcalde de Arañuel, Justo Palomares, quien ha explicado los graves problemas que está registrando en su pueblo, con la multiplicación de estas cabañas que arrasan cultivos y dañan infraestructuras de riego como acequias y canalizaciones.
"Los destrozos los acaban asumiendo los agricultores que ven cómo los canales de riego y las tuberías por las que se canaliza el agua hasta los campos acaban dañadas por el paso de estos animales que provocan desprendimientos de rocas a su paso". Asimismo, "los ganaderos también temen a estos animales porque son portadores de sarna y pueden provocar una mortandad que a toda costa debemos evitar". Por último, explica Palomares, "los vehículos que transitan por la CV-20 deben extremar la precaución porque más de uno se ha encontrado con estos animales en plena calzada que a su paso arrastraban el material de la montaña".
Esta situación "se ha agudizado en los últimos meses".Una circunstancia "que urge una solución porque son cada vez más los daños que se registran y estas cabañas se reproducen de forma excepcional". "Es necesario buscar un equilibrio entre la convivencia de estos animales y la fauna de nuestros bosques y las explotaciones ganaderas y agrícolas, que son en muchos casos la única vía de subsistencia para muchos vecinos".
En este sentido, "reclamamos a la Generalitat Valenciana que regule esta situación, que actúe y controle las poblaciones y que garantice que a pueblos pequeños como el nuestro, con escasos recursos y una población limitada, no se les acaba abandonando. Porque ignorar este problema es conducir a los pueblos de interior hacia la despoblación".

No hay comentarios:

Publicar un comentario