jueves, 12 de marzo de 2020

Benlloch inaugura el Centro Rural de Empresas Sociales


ALTO MIJARES | Se trata de un centro destinado a la creación de empresas sociales en el medio rural a través de personas emprendedoras que acudirán para obtener la mentoría y formación necesarias para conseguirlo
Este martes tuvo lugar el acto de presentación del Centro Rural de Emprendimiento Social, que está ubicado en el antiguo edificio del matadero de Benlloch, en Castellón, actualmente rehabilitado.

El acto contó con las palabras de la directora del centro, María Puig y del coordinador general del proyecto Raúl Contreras, que agradecieron la presencia a todos los presentes y presentaron el proyecto, también participo el concejal de promoción económica Vicente Casanova, Rosa Ricucci, representante de la fundación Ashoka (organización internacional que promueve el emprendimiento social), el director de desarrollo rural David Torres y para concluir el Secretario Autonómico de empleo y Director General de LABORA, Enric Nomdedéu que mostraron su apoyo al proyecto.
Por otra parte, el acto también contó con representación de la UJI, con la directora de la fundación Globalis, el director del Aeropuerto, el director del Instituto Interuniversitario de desarrollo local de la UJI y representantes del CEEI , de Ruralnostra y del CEDES y los alcaldes de los pueblos participantes en el Pacto Territorial para el Desarrollo Local y Empleo Plana Alta Norte.
Se trata de un centro destinado a la creación de empresas sociales en el medio rural a través de personas emprendedoras que acudirán para obtener la mentoría y formación necesarias para conseguirlo.
 Estos emprendedores encontrarán en ERESS tres meses de inmersión donde con la metodología del "aprender haciendo" obtendrán, más que un título, el conocimiento necesario para diseñar empresas sociales en sus territorios.
 Las empresas que surgirán del proyecto, necesariamente deberán ser empresas con un objetivo social y / o medioambiental construidas sobre una estructura financiera sólida y serán empresas diseñadas para el desarrollo del medio rural, no como oposición al medio urbano sino como una vía para crear riqueza en el primer tiempo que se apoya la cobertura de necesidades en el segundo.
 Las empresas sociales se crearán en el marco del conocimiento libre a fin de ejercer como multiplicador de impacto y se diseñarán con la voluntad de réplica en otras bioterritorios diferentes del inicial de implementación.
 Finalmente, las empresas sociales se construirán con el triple balance: social, ambiental y financiero siendo todos ellos económicos y ampliando de esta manera la capacidad de desarrollo de la empresa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario