jueves, 20 de febrero de 2020

La borrasca "Gloria" crea dos islas de piedras en la Desembocadura del río Mijares


ALTO MIJARES | Han desaparecido tres lagunas interiores y en algunos tramos de la costa la playa de guijarros ha aumentado unos 30 metros
La borrasca "Gloria" cambia la fisonomía del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares y es que se han formado dos islas de arena y piedras, han desaparecido tres lagunas interiores y en algunos tramos de la costa la playa de guijarros ha aumentado unos 30 metros.

La fisonomía del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares formado por los ayuntamientos de Burriana, Almassora, Vila-real, la Diputación de Castellón y la Generalitat Valenciana ha sufrido un cambio importante provocado por la borrasca "Gloria" cuando ha transcurrido un mes desde su irrupción en el litoral de la provincia de Castellón.
Algunas de las alteraciones más evidentes e importantes que ha dejado "Gloria" es la formación de dos islas constituidas por piedras y grandes guijarros ubicadas delante de la gola norte y la gola fonda, en el margen izquierdo de la desembocadura del río Mijares. Otra modificación sustancial ha sido la formación de un tramo nuevo de playa con enormes cantos rodados. Esta nueva creación, de unos 200 metros de largo por cerca de 30 metros de ancho se sitúa delante de la gola fonda.
La borrasca "Gloria" en la zona de la desembocadura del Mijares localizada justamente delante de la salida de la gola norte, provocó que el mar amontonara grandes cantidades de arena mezcladas con piedras. Incluso la fuerza de las olas provocó que la salida de la gola quedara taponada. A estas alturas y después de los trabajos de rehabilitación la gola norte vuelve a estar conectada con el Mediterráneo.
Lagunas tapadas por cantos rodados
Otra de las consecuencias naturales que ha provocado esta borrasca histórica ha sido la desaparición de las tres pequeñas lagunas de agua salada que había a unos 50 metros del Mediterráneo, justamente frente a la gola fonda.
La fuerza brutal de las olas ha provocado que las lagunas hayan quedado completamente tapadas por miles de kilos de piedras enormes. Hay que tener en cuentan que la desembocadura del río Mijares es un ecosistema vivo y tremendamente dinámico que suele estar a merced de los temporales marinos de levante, de las borrascas y de las repentinas crecidas del caudal del río Mijares que provocan las aperturas cíclicas de la gola sur del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares con el Mediterráneo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario