sábado, 11 de mayo de 2019

La Comunitat Valenciana elige el 26M a 5.716 concejales, 26 menos que en 2015

ALTO MIJARES | Argelita gana dos concejales (pasa de 3 a 5) al superar los 100 habitantes | Fuentes de Ayódar y Toga pierden dos (de 5 a 3)
La Comunitat Valenciana elegirá en las elecciones municipales del próximo 26 de mayo un total de 5.716 concejales -de los que 542 serán alcaldes-, lo que supone veintiséis menos que en los comicios de 2015, debido al descenso de población experimentado desde los anteriores comicios locales.

En la provincia de Valencia se eligen el último domingo de mayo un total de 2.958 concejales (cuatro menos que en 2015), en la de Alicante 1.669 (doce menos) y en la de Castellón 1.089 (diez menos), según los datos a los que ha tenido acceso EFE.
Además, las nuevas cifras de población han producido variaciones en el número de concejales que se eligen en un total de veintidós municipios de la Comunitat Valenciana, pues en diecisiete de ellos baja el número de ediles que les corresponde elegir y en cinco sube.
En la provincia de Alicante, formada por 141 municipios, se producen cambios en el número de concejales en siete localidades pertenecientes a cuatro comarcas (Vega Baja, Marina Alta, Marina Baixa y La Muntanya), debido a que una localidad incrementa sus concejales y las otras seis las reducen.
El único municipio alicantino que elige más concejales que en 2015 es Almoradí, que al superar los 20.000 vecinos pasa de 17 a 21 concejales, mientras que pierden cuatro concejales tanto La Nucía (pasa de 21 a 17 al bajar de los 20.000 habitantes) como Castalla (de 17 a 13 al quedarse por debajo de los 10.000 habitantes).
También eligen dos ediles menos que hace cuatro años Parcent (pasa de 9 a 7 al quedarse con menos de mil habitantes), Vall d'Ebo (de 7 a 5 al estar por debajo de los 250 residentes), Benimasot y Benillup, que en ambos casos pasan de 5 a 3 ediles al no llegar al centenar de vecinos.
En la provincia de Valencia, compuesta por 266 municipios, hay cambios en el número de concejales de seis localidades de cinco comarcas (La Costera, Camp de Morvedre, La Safor-Valldigna, Valle de Ayora y Serranos), debido a que dos ganan concejales y las otras cuatro los pierden.
Los municipios que ganan concejales son Palmera y Potríes, que pasan de siete a nueve ediles al superar los mil habitantes, y los pierden Enguera (pasa de 13 a 11), Cortes de Pallás y Quart de Les Valls (de 9 a 7) y La Yesa (de 7 a 5).
En la provincia de Castellón, formada por 135 municipios, hay modificaciones en nueve municipios de tres comarcas (Alcalatén Millars, Els Ports y Alt Palancia), en dos casos porque eligen más ediles (Argelita y La Serratella, que pasan de 3 a 5 al superar el centenar de habitantes) y en los otros siete porque pierden dos concejales.
Los municipios castellonenses que ven descender el número de concejales son Sant Mateu y Càlig, que pasan de 11 a 9; Rossell y Sant Jordi, que bajan de 9 a 7; Teresa, que pasa de 7 a 5; y Fuentes de Ayódar y Toga, que tenían 5 actas y se quedan con tres.
Además, el voto de las elecciones municipales decidirá también la composición de las tres Diputaciones provinciales, cuyos integrantes se eligen de manera indirecta en función de los partidos judiciales en que se divide cada provincia (que agrupan a varios municipios y adoptan el nombre del municipio con más población).

No hay comentarios:

Publicar un comentario