lunes, 6 de mayo de 2019

El fototrampeo capta nutrias, ginetas, gatos monteses y corzos en el Mijares


ALTO MIJARES | La técnica de vigilancia no invasiva permite controlar la fauna de la zona de la desembocadura
El fototrampeo instalado en el Paisaje Protegido de la Desembocadura del Mijares desde 2015 ha arrojado "resultados extraordinarios" y se ha logrado captar imágenes de numerosos ejemplares de fauna salvaje como nutrias, ginetas, tejones, gatos monteses, jabalíes, zorros, ardillas e incluso corzos.

Según han informado fuentes del Consorcio que gestiona el paraje, formado por los ayuntamientos de Burriana, Almassora, Vila-real, la Diputación de Castellón y la Generalitat Valenciana, la utilización de esta técnica pasiva, también capaz de grabar imágenes en movimiento, está mostrando "una completa representación" de todas las especies de fauna que utilizan la desembocadura del río Mijares para desplazarse, alimentarse o simplemente refugiarse, como son mamíferos y aves.
La guardería del Consorcio río Mijares ha conseguido fotografiar a lo largo de los 14 kilómetros lineales fluviales protegidos, desde el puente de la autovía CV-10 hasta cerca del Mediterráneo especies de fauna protegida típicas de los ecosistemas mediterráneos.
Entre ellas se han fotografiado los tejones (Meles meles), las ginetas (Genetta genetta), las nutrias (Lutra lutra), las garduñas (Martes foina) y los gatos monteses (Felis silvestris).
Entre la fauna más común que también ha sido inmortalizada por las cámaras del fototrampeo han aparecido jabalíes (Sus scrofa), ardillas comunes (Sciurus vulgaris), zorros (Vulpes vulpes) y pollas de agua (Gallinula chloropus), entre otras especies.
Entre los mamíferos que utilizan el tramo fluvial de la desembocadura del río Mijares como corredor verde para desplazarse desde las zonas de media montaña hasta las comarcas de la plana de Castellón destaca la presencia de los corzos (Capreolus capreolus).
El fototrampeo es una técnica pasiva que captura imágenes fijas o en movimiento de la fauna con una cámara que se instala en un lugar fijo y camuflado por donde previamente se ha detectado el paso de la fauna.
Muchos mamíferos carnívoros como las ginetas, los tejones, los zorros, las nutrias y hasta los jabalíes tienen hábitos nocturnos por lo que su observación y seguimiento son bastante complicados.
Antes de iniciar esta técnica los guardas del Consorcio río Mijares intuían la presencia de algunos de estos carnívoros gracias a las huellas y los excrementos que dejaban cerca de la tierra húmeda del río y la utilización de la técnica del fototrampeo ha facilitado su presencia en el Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares. EFE


No hay comentarios:

Publicar un comentario