martes, 23 de octubre de 2018

La bocana sur de la desembocadura del Mijares se abre al mar después de más de un año cerrada


ALTO MIJARES HOY | El rápido aumento del caudal ha hecho que el río consiguiera reventar en cuestión de minutos la barrera de cantos rodados que separa la bocana sur del Mediterráneo
La desembocadura del río Mijares se ha vuelto a abrir después de estar cerrada durante un año y dos meses, concretamente en la bocana sur localizada en el término municipal de Burriana.

El capítulo de lluvias torrenciales y alerta roja provocadas por una DANA y un temporal de gota fría ocurrido jueves y viernes pasado provocó que el río Mijares aumentara de forma rápida de caudal y consiguiera reventar en cuestión de minutos la barrera de cantos rodados que separa la bocana sur del Mediterráneo. Hasta ahora un cordón de unos tres metros de anchura formado por piedras cerraba este punto de la desembocadura del río Mijares por su margen derecho desde el pasado 13 de septiembre de 2017. Este hecho provocará un cambio en las condiciones ecológicas de la desembocadura que se irá salinizando lentamente si no se vuelve a cambiar.
Históricamente, el cierre y la apertura de las bocanas del Mijares había sido un proceso provocado por factores naturales como el estiaje del río (nivel mínimo de caudal provocado por la sequía durante los meses de verano) y los temporales de levante. Estos temporales marinos empujan con fuerza las piedras hacia tierra hasta conseguir cerrar la desembocadura siempre que el Mijares no baje con agua y caudal suficiente como para mantener una conexión con el Mediterráneo. Más tarde, las fuertes crecidas de otoño con el aumento espectacular del caudal del Mijares, como ha sido el caso de estos días, consiguen reventar este cordón de cantos rodados y conectar el río con el mar. El episodio de lluvias torrenciales ha hecho que llueva en abundancia en la cabecera del río Mijares y de sus afluentes más importantes. Una consecuencia directa del temporal es el hecho de que los principales embalses del río Mijares como son Arenoso, Sitjar y Maria Cristina vayan a llenarse en las próximas horas. Un probable desembalse decidido por la Comisión de Desembalse de la Confederación Hidrográfica del Júcar aportaría caudal de agua en todo el Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares y por tanto permitiría que la bocana sur continuara abierta.
La zona húmeda de la desembocadura del río Mijares en el preciso momento en que entra en contacto con el mar Mediterráneo recibe el nombre de bocana precisamente por su fisonomía característica. Por regla general los temporales de levante son más potentes y frecuentes que las fuertes crecidas como las que acaba de experimentar el río Mijares y más aún desde que está muy apresado aguas arriba. Este hecho provoca que el río con poco caudal y menos fuerza al llegar al tramo final desaparezca por debajo del cordón de cantos rodados, engullido por el Mediterráneo. Por este motivo se llaman goles (gargantas en castellano) del Mijares a este punto del Paisaje Protegido de la Desembocadura gestionado por los ayuntamientos de Burriana, Almassora, Vila-real, la Diputación de Castellón y la Generalitat Valenciana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario